Peeling facial

El peeling facial es un tratamiento estético de excepcional importancia en el cuidado de la piel. Está indicado para cualquier tipo de piel, pero por sobre todo lo recomendamos para pieles envejecidas, hiperpigmentadas, con lesiones por efectos del acné y/o fotodañadas. Su efecto en el aspecto de la piel es inmediato.

Es una técnica de exfoliación que consiste en eliminar las células muertas de la piel, renovando las capas superficiales de la misma, mejorando notablemente su apariencia.

Este tratamiento afina la piel (mejora la apariencia de poros dilatados), mejora la oxigenación, equilibra la textura y el color, alisa las líneas de expresión superficiales, hidrata y revitaliza la piel en profundidad, deja la piel limpia y en condiciones perfectas para absorber los activos que nos apliquemos a continuación.

Pasos del peeling facial

La sesión de peeling consiste de cinco pasos:

1. Limpieza
2. Exfoliación
3. Puntas diamantadas y/o ácidos
4. Máscara
5. Nutrición

La duración de la sesión es de 1 hora.

Tipos de peeling facial

Existen distintos tipos de peeling, según la técnica que se use podemos hablar de 2 tipos de peeling: peeling mecánico o químico.

El peeling mecánico se realiza mediante puntas diamantadas que eliminan sesión a sesión las células muertas de la piel. La dermoabrasión, más conocida como Puntas diamantadas es uno de los peelings mecánicos más comunes y con mejores resultados.

El peeling químico se lleva a cabo aplicando productos químicos, normalmente ácidos.

En Pura Piel realizamos Peeling mecánicos con puntas diamantadas y químicos con ácidos al 4 % . Estos tratamientos no producen descamación prolongada de la piel, ni enrojecimiento en el rostro. Pudiendo volver a las actividades normales del día después de cada sesión. En Pura Piel combinamos sesiones de peeling mecánicos y quimicos según las características de cada persona.

El número de sesiones varía según las características individuales de cada persona.

La frecuencia de las sesiones es variable, suelen realizarse una vez por semana o cada 15 días, dependiendo la evaluación que realice el profesional a cargo del tratamiento.

Los peelings no precisan una preparación previa de la piel.

Después del tratamiento se aconseja utilizar una crema reparadora, y protección solar máxima. Además hay que evitar la exposición prolongada al sol.

Los efectos del peeling facial son bastante duraderos, se recomiendan realizarlos siempre después del verano, o grandes exposiciones solares.

Ver tabla de precios